Dañar la Memoria de los ASESINADOS

Autores ignorados violentaron el monolito que recuerda a las víctimas de violencia en nuestra ciudad, rompiendo dos de las cuatro placas instaladas en el monolito, instalado en Plaza Sarmiento, en el lugar preciso donde cayó muerto Diego Fernando Roldán, en la tormentosa noche del 28 de Octubre de 2012, víctima de un ataque a puñaladas, aparentemente en una pelea en la cual estarían involucradas varias personas.
La placa más grande que hoy ya no está, rezaba “Todos Juntos Podemos Erradicar la Violencia”, mientras que la más chica recordaba a “Diego Fernando Roldán“. Las otras dos plaquitas en memoria de Hugo Garrido y Mauricio Pagani, no fueron tocados.

Share

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.